Condenan a 2 comisarios retirados y a un escribano de Trelew por la Causa Seros

Por unanimidad, tres jueces consideraron que usando una escritura falsa, los policías Juan Carlos Rossi y Nelson Quilaleo junto con el escribano Pablo Fossatti defraudaron al ISSyS y a un empresario chino con la venta de lotes en Trelew.

jueves, 29 de diciembre de 2022 - 10:23

Por unanimidad, la Cámara Penal de Esquel absolvió a los comisarios retirados Juan Carlos Rossi y Nelson Quilaleo del delito de diez hechos de estafa contra afiliados del Círculo Policial y Mutual en agosto y septiembre de 2016. Pero los consideró responsables por fraude contra la Administración Pública entre el 23 de septiembre de 2011 y el 4 de junio de 2003 en perjuicio del empresario chino Yonghui Lin y del Instituto de Seguridad Social y Seguros.

Los jueces Hernán Dal Verme, Martín Zacchino y Carina Estefanía también declararon culpable al escribano de Trelew Pablo Darío Fossati por fraude al Estado y por falsificar una escritura.

En 2021, el trío había sido condenado por la jueza Ivana González. Pero la Cámara Penal de Trelew revocó ese fallo. El complejo caso llegó al Superior Tribunal de Justicia, que anuló el fallo de la Cámara y ordenó que otro tribunal analizara las evidencias. Por eso se hizo cargo la Cámara cordillerana.

La sentencia de 188 páginas consideró probado que el fraude comenzó cuando Rossi y Quilaleo, con la intervención de Fossatti, a través de Max Kevin Calvo, le vendieron al empresario Lin 7 lotes en Trelew a cambio de 175 mil dólares. Eran tierras de propiedad original del ISSyS y su transferencia estaba condicionada a que se usaran para construir viviendas u otra obra de utilidad social para los asociados al Círculo. Lin no lo sabía.

En junio de 2013 se realiza la escritura 94, falseando la firma del exdirector del ISSyS, Carlos Mantegna, y omitiendo toda referencia al pacto de retroventa.

Este documento habilitó la venta de los 14 lotes del Instituto al Círculo. De inmediato, los policías, valiéndose de la escritura falsa, celebraron con Lin una escritura traslativa de dominio, N° 95, por la que el nombrado adquirió siete de los lotes sin ninguna restricción y sin conocer el pacto de retroventa.

Con esta operación inmobiliaria las tierras dejaron el patrimonio del ISSyS. Tal es así que Lin le cedió los lotes a familiares con un usufructo vitalicio.

“Indudablemente se produce un perjuicio patrimonial al Estado Provincial que es consecuencia directa de haberle ocultado al ciudadano chino la realidad del dominio de los lotes enajenados y de la falsificación de la escritura 94, ello, sin olvidar el perjuicio ocasionado a Lin, los pagos efectuados por este en efectivo que nunca ingresaron al Círculo y mínimamente, lo percibido por la operación por el escribano Fossatti, quien en todo momento actuó durante la compra venta y se ocupó de viabilizar el negocio fraudulento”, dice el fallo.

Sin embargo, al analizar las 10 ventas del resto de los terrenos, la Cámara consideró que “más allá de la escritura falseada, toda la operatoria parecía dirigida a realizar un complejo habitacional (…) La estafa requiere que el sujeto activo intente un beneficio indebido, lo que no se advierte acreditado en este caso, a diferencia de lo ocurrido cuando los siete lotes fueron vendidos a Lin”.

“Sin perjuicio de la irregularidad ínsita en la circunstancia de que se hubiera falseado la escritura traslativa de dominio, al momento de las ventas los acusados no parecen haber actuado motivados en procurarse un lucro indebido, inferencia que es razonable si se repara en que toda la operatoria coincidía con la legalmente esperable”.

Más allá de los reclamos civiles que se puedan producir de parte de los afiliados al Círculo afectados, lo cierto es que según la sentencia de la Cámara, “aún las autoridades del ISSyS podrían regularizar su situación y continuar con el desarrollo del complejo habitacional”.

Fuente: Jornada

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon