Crimen de Tomás Tello: las frases que le decían al joven asesinado en medio de la pelea

Se revelaron detalles de las amenazas que recibió la víctima antes de que comenzara el ataque. Para el fiscal, hubo un plan para matarlo.

miércoles, 3 de enero de 2024 - 10:00

Ya son diez los detenidos por el crimen de Tomás Tello, el joven de 18 años asesinado a puñaladas por una patota en la localidad bonaerense de Santa Teresita durante los festejos de Año Nuevo. Para el fiscal del caso, hubo un plan premeditado para cometer el homicidio.

El martes, los dos adolescentes de 16 y 17 años se negaron a declarar ante el Juzgado de Garantías del Joven N°1 de Dolores, a cargo de María Fernanda Hachmann; en cuanto a los otros siete mayores detenidos, tampoco hablaron ante el fiscal Pablo Gamaleri, quien llevó a cabo la indagatoria en Mar de Ajó.

En tanto, el fiscal Gamaleri, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 de Dolores, modificó la carátula del hecho de “homicidio en riña” a “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas” – misma calificación que se le aplicó a los rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa, delito que prevé prisión perpetua.

Para el fiscal, hubo un plan premeditado para asesinar a Tomás Tello. En su pedido formal a la Justicia de Garantías para que todos los mayores queden detenidos, el fiscal reveló detalles de los últimos minutos con vida de la víctima y las frases que le propiciaron los detendos, según el relato de los testigos.

“Hijos de p…, los vamos a cagar a trompadas, parate de mano” y “mirá cómo te regalás”, se lee en parte del expediente.

En la resolución se expresa que estas frases y amenazas fueron expresadas por los detenidos a Tomás, mientras lo agredían y le exhibían un arma blanca. Entonces, el joven golpeado “emprende la huida siendo perseguido por los cuatro sujetos primeramente nombrados – Damián Kopelian, Federico Gonzalo Brandon, Roberto Nicolás de Jesús Ochoa y Carlos Omar Amestoy – y otros que a la fecha no han sido individualizados”.

A continuación, el texto detalla la secuencia de la persecución de los asesinos perseguían a Tomás: “Lo corrieron hasta Calle 44 N° 124, donde lo acorralaron en el pasillo de entrada de la vivienda y se turnaron para atacarlo a golpes de puntapiés, puños, piedras y botellazos en la cabeza y en el cuerpo, mientras que a su vez impedían simultáneamente que sus amigos pudieran socorrerlo”.

Banco Chubut
Musters Vinoteca
Orizon