DESTILERÍA EN COMODORO, “ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO”

Parafraseando el título de esa gran película de Luis Buñuel, de 1977, podemos ubicar el anhelo de los comodorenses durante los últimos 40 años, al quemarse la refinería de Astra Sur, en Km.8, tener una destilería de petróleo.

jueves, 19 de mayo de 2022 - 12:19

 

Por Luis Luján Dancheff

En 1919 inició sus actividades en Comodoro Rivadavia la Compañía Ferrocarrilera de Petróleo (ComFerPet) en la zona de barrio Don Bosco, en Km.8, como empresa subsidiaria de los Ferrocarriles Sud y Oeste (Roca y Sarmiento) para el abastecimiento de combustible de las locomotoras del Ferrocarril de Comodoro Rivadavia y el Ferrocarril Patagónico.

Tras la nacionalización de los ferrocarriles en 1946, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, la empresa fue administrada por el Estado Nacional hasta 1978, cuando se clausura el ferrocarril y la empresa fue privatizada.

En 1950, ComFerPet pasó a incorporarse a la Dirección Nacional de Industrias del Estado (DINE), sufriendo el primer cambio de nombre convirtiéndose en Petroquímica Empresa Nacionalizada.

Durante 1951 entró en funcionamiento la destilería, produciendo derivados del petróleo: asfalto, gasoil y naftas, que eran comercializados por YPF.

En 1970 todas las instalaciones de la destilería fueron vendidas a la empresa Astra dando inicio a Astrasur. La compañía se consolidaría en 1971 manteniendo la producción hasta 1982, cuando un incendio destruyó parcialmente gran parte de la estructura de producción y provocando la muerte de un operario. Los daños fueron serios y recuperarla demandaba una inversión millonaria, ya que las estructuras y los materiales quedaron obsoletos.

La destilería de Comodoro terminó desguazada y vendida como chatarra a partir de 1985.

Desde el fin de la destilería en Km.8, Comodoro Rivadavia, la pomposamente denominada “Capital Nacional del Petróleo”, dejó de tener producción de combustibles.

Antes de la planta construida por ComFerPet en Km.8, YPF había levantado una en el año 1924. Comenzó procesando 100 m3 de petróleo y finalizó su actividad con una capacidad de 350 M3 para elaborar nafta, kerosene y fuel oil.

En 1924 también fue el año del comienzo del traslado del petróleo por barco hacia las refinerías habilitadas en Buenos Aires.

En el mismo año, 1924, se descubre petróleo en lo que hoy conocemos como barrio Diadema Argentina. Fue hallado por la empresa Shell y lo producido era enviado por barco hacia la refinería de la empresa Diadema Argentina S.A., ubicada en Dock Sud, Buenos Aires. La nafta se comercializaba bajo el nombre de Energina.

Refinería de Km.8

 Ya contamos que se construyó como parte de la diversificación que hizo la empresa ComFerPet. Era de capitales privados y fue estatizada por el gobierno de Juan Domingo Perón y bajo la órbita del estado nacional fue inaugurada en 1951. En 1970, la empresa Astra compró ese activo y fue la refinería de la empresa Astra Sur. En 1982 un incendio la destruyó y quedó inhabilitada para seguir produciendo combustibles.

Dijimos que a partir de 1985 fue desguazada y vendida como chatarra. Un año antes, el diario El Patagónico de Comodoro Rivadavia entrevistó al gerente de la empresa Astra Sur, Elmer Atilio Nassini, quien declaró tener confianza en que la planta “será reactivada”.

El diario preguntaba en un título a seis columnas: ¿Qué ocurre con la destilería Astra Sur?

“Está paralizada por problemas económico-financieros. Reactivarla cuesta cerca de 4 millones de dólares y al precio actual del crudo el margen de ganancias es negativo”, decía el diario.

Escribiendo con el diario del lunes, leemos en esta nota publicada el 10 de mayo de 1984, que “los materiales para reponer las estructuras que se perdieron en el incendio de 1982 han sido comprados. Actualmente (1984) trabajan 29 personas. Recientemente fueron transferidos empleados a Astra Gip y cesanteados 21 obreros de la construcción”.

Un gerente esperanzado

 Transcurrieron 40 años de la destrucción de la destilería. A partir de allí hubo promesas de construir otra. Se elaboraron planes de factibilidad desde fines de la década del 80 hasta no hace mucho tiempo atrás para construir la destilería que “merece” Comodoro Rivadavia, pero todo queda en la nada, se diluye como agua entre los dedos tanta promesa. Personalmente estuve en la colocación de piedras fundamentales, una de ellas en Caleta Córdova.

Sinceramente, no tengo la esperanza que demostraba el gerente de Astra Sur en la entrevista que le realizó El Patagónico a Elmer Atilio Nassini, gerente de la refinería.

“Astra Sur no está en quiebra, se trata de una paralización momentánea, pero tengo confianza en que la situación se va a resolver”, decía Massini, el gerente de una empresa que hasta el 25 de julio de 1982 procesaba 1.000 m3 de petróleo por día.

Ese día se desató un incendio destruyó la parte operativa de la planta, murió un operario y dejó de producir nafta común, agua ras, gasoil, fuel oil, kerosene.

En la entrevista de 1984, el gerente informaba que habían sido emitidas las órdenes de compra para la reposición del material perdido y destinado a poner en marcha la planta nuevamente.

Nassini afirmaba que “si no tuviera confianza no estaría aquí” y planteaba que “antes  de pensar en instalar nuevas refinerías en la zona debemos reestructurar lo que tenemos, con o sin sociedad mixta”. Pasaron casi 40 años de estas afirmaciones. No se reconstruyó ni se avanzó con otra refinería. Se dejó pasar el momento.

En ese tiempo, reactivar la refinería implicaba una inversión de unos tres a cuatro millones de dólares. Pero el margen de ganancia por la refinación a los precios de los combustibles y el petróleo era negativo. Es una historia recurrente, ya que por estos días el planteo es el mismo. El valor del petróleo no se compensa con las ventas de combustible, que tiene un precio controlado a pesar que las refinerías sostienen que tiene un atraso de uno 30%, por lo menos.

Y el gerente de la entonces Astra Sur explicó la cuestión de la refinación en Comodoro Rivadavia y da el motivo porque no se reactivó la de Km.8 o porque no se instaló otra destilería en la zona. No dan los costos o, como se dice, “no cierran los números”.

¿Qué decía Elmer Atilio Nassini?

Por cada metro cúbico de crudo que procesa, la refinería obtiene un porcentaje de nafta, kerosene, gas oil, fuel oil y el precio al que se comercializan estos productos es menor al del crudo. A esto se suma que Astra Sur destilaba el petróleo de la zona que le compraba a YPF y que se caracteriza por ser pesado. Pero la operación de la refinería es mejor, da más naftas, cuando el petróleo es liviano, como el que se extrae en San Sebastián, en Tierra del Fuego.

El denominado petróleo Escalante dejaba una mayor cantidad de fuel oil, que no era consumido en la zona. Era enviado a Buenos Aires y se encarecía con el flete.

Como dato anecdótico, en mayo de 1984  el litro de nafta tenía un costo de $ Argentinos 4,69; el kerosene y el gas oil a $a 4,60, el kg. De fuel oil a $a 2,39, mientras que el precio de venta del crudo para Chubut es de $a 2.846. No se hablaba de barril de petróleo en esa época.

En la nota se daba el detalle que el 14 de febrero de 1984 llegó a nuestra ciudad la torre de vacío, comprada en Rosario, pero no pudo ser levantada porque no había en la zona una grúa apropiada. “Esta ahí como una prueba que las intenciones eran seguir”, escribió el periodista que realizó la entrevista. Y en eso nos quedamos siempre en Comodoro: en intenciones.

Antes del incendio existía un plan para ampliar la planta y llegar a la producción de otros combustibles, pero el desarrollo hubiera demandado seis años. Y las pretensiones eran un poco menores, teniendo en cuenta lo dicho anteriormente sobre los costos. El deseo era que Astra Sur volviera a funcionar y destilar 1.300 m3 de petróleo, 300 más que en 1982.

MCR
Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon