El FMI aprobó el acuerdo con la Argentina para refinanciar la deuda

El entendimiento para refinanciar la deuda de 45.000 millones de dólares tomada por el gobierno de Mauricio Macri en 2018 recibió el aval del directorio del organismo y permitirá gatillar un primer desembolso de 9.800 millones de dólares de manera inmediata.

viernes, 25 de marzo de 2022 - 5:37

El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el acuerdo alcanzado por el staff del organismo multilateral con la Argentina, que refinanciará la deuda de 45.000 millones de dólares tomada por el gobierno de Mauricio Macri en 2018.

El directorio, integrado por los miembros del Fondo y con la presencia central de los Estados Unidos, China, Japón y países de la Unión Europea, le dieron el respaldo final al acuerdo. El último visto bueno fue alcanzado por consenso, pero no llegó a ser aprobado de manera unánime entre los miembros del board, según Infobae.

Leer más: “Oficializaron los nuevos valores del salario mínimo hasta fin de año”

El visto bueno del directorio permitirá gatillar un primer desembolso de 9.800 millones de dólares de manera inmediata, que servirá para abonar los vencimientos de cortísimo plazo y para robustecer las reservas del Banco Central.

En este sentido, el FMI extendió hasta el jueves 31 de marzo el plazo para que la Argentina pague los intereses y capital que vencían originalmente el lunes 21 y martes 22 pasados, por un monto total cercano a 2.800 millones de dólares.

En el programa económico que comenzará hoy y que tendrá vigencia de dos años y medio, el Gobierno argentino se comprometió a cumplir una serie de metas macroeconómicas que serán exigibles por parte del FMI como condición para habilitar desembolsos trimerstrales, que le servirán al Estado argentino para cumplir con el calendario de vencimientos con el organismo, de acuerdo a la hoja de ruta establecida en el SBA de 2018.

Dentro de tres meses tendrá lugar la primera evaluación de desempeño por parte del equipo técnico del Fondo Monetario. El Ministerio de Economía y el Banco Central deberán cumplir objetivos concretos de reducción de la emisión monetaria del BCRA hacia el Tesoro, un techo de déficit primario y un piso de acumulación de reservas, entre otras metas.

A grandes rasgos, durante 2022 la Casa Rosada deberá mostrar, de acuerdo al nuevo programa económico, un déficit primario de, como máximo, 2,5% del Producto Bruto Interno, una monetización del rojo fiscal equivalente al 1% del PBI y una adición neta de divisas en las arcas del Banco Central de USD 5.800 millones.