“Era una actividad bastante habitual abrir caminos internos en los campos, pero no en un Área Protegida Natural”

Lo dijo Mario Rostagno, investigador del Cenpat, respecto a la matanza de pingüinos de Magallanes el año pasado en Punta Clara. “Las autoridades de aplicación de las leyes ambientales deben ser más estrictas”, reclamó.

lunes, 12 de diciembre de 2022 - 11:06

El dueño del campo de Punta Clara, donde murieron al menos 192 pichones de pingüinos de Magallanes bajo las ruedas de una topadora que pasó por encima de casi 150 nidos el año pasado, será imputado formalmente el lunes por la fiscal a cargo de la investigación este lunes.

Cabe recordar que un equipo interdisciplinario del CCT CONICET-CENPAT se hizo presente a pedido de la fiscal Florencia Gómez, del Ministerio Público Fiscal. Mario Rostagno, investigador del Instituto Patagónico para el Estudio de los Ecosistemas Continentales (IPEEC-CONICET), explicó a Nos Sobra Los Motivos de LaCienPuntoUno: “Determinamos que en principio hubo 2 pasadas de maquinaria, y movimientos de tierra donde existían nidos de pingüinos. Esto lo indicamos con fotos referenciadas del lugar. Según los indicadores de suelo, hubo 3 meses entre una pasada y otra”.

Los informes indicaron que se trazaron caminos y se realizaron desmontes y movimientos de suelo sobre el área de colonia y sobre la ribera marítima generando un gran daño a la especie. “Esa inspección ocular se complementó luego con imágenes satelitales. Cualquier pasaje con maquinaria pesada, afecta un ecosistema”, resaltó Rostagno.

“La maquinaria que se empleó era propiedad del dueño del campo. Era una actividad bastante habitual abrir caminos internos en los campos, pero no en un Área Protegida Natural”, indicó.

En este sentido sostuvo: “Las autoridades de aplicación de las leyes ambientales deben ser más estrictas en este sentido”

 

 

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon