Intentaron secuestrar a una mujer en cercanías del Liceo Militar

Se hizo público el dramático relato de una mujer que fue acosada y perseguida por un hombre en un supuesto intento de secuestro, mientras caminaba en cercanías del Liceo Militar.

lunes, 28 de marzo de 2022 - 9:04

Según señala la denunciante, mientras caminaba por la zona comenzó a acercarse, sospechosamente, un hombre con casco colocado -lo que impide que pueda aportar datos de su fisonomía- y al intentar eludirlo “corrió tan rápido hacia mí que en un segundo llegó donde yo estaba. No pude defenderme, sabía que no podía defenderme, era más grande que yo pero en ese momento pude soltarme y corrí hacia la calle, corrí con todas mis fuerzas”, señala la asustada mujer.

“Paré una ambulancia en marcha o sea, disminuyó la velocidad pero no paró y yo le gritaba: auxilio, ayúdeme” agrega, pero acotando que el conductor, en principio, “solo bajó la ventanilla y escuchaba a mi agresor que le decía: nos conocemos, es un tema de pareja. Entonces noto que intenta seguir su camino mientras yo temblando y llorando, le suplicaba que me deje subir, que me escuchara, que no me dejara con él… que él no era un conocido, que él no era nada mío, pero en ningún momento abrió sus puertas”.

En medio de ese caos de emociones, ante un peligro que podría transformarse en algo mucho peor, la damnificada señala que “una mujer con dos nenes chiquitos me dice te vi… te vi que estabas en peligro. Lo vi todo, pensé que era tu pareja que te agredía pero vi que corriste a la calle y ni miraste si venía un auto… mirá si te pisaba… vi tu desesperación” y afortunadamente agregó “subí a mi auto, ya estás segura”, señalando que recién en ese momento “el conductor de la ambulancia, al escuchar todo, intenta buscar al agresor pero ya había escapado”.

“No sé en qué sociedad vivimos que parece naturalizar ver mujeres llorando por auxilio y no hacen nada… Yo estaba en peligro y fue una mujer, una mujer con dos hijos, la que me auxilió, me ayudó”, recalcó.

Según publica Crónica, la denunciante agreó que después llegó más gente a conocer la situación, a intentar interiorizarse de lo sucedido muy preocupada pero también se acercaron otros, señala, “que hasta intentaron justificar lo que me pasó”.

Finalmente, y en otro de sus terribles párrafos, la mujer agredida agrega que “al llegar la policía me dice que es el mismo hombre que intentó secuestrar a otra chica. ¡No era yo su primera víctima! Entonces me pregunto: por qué este hombre sigue suelto. Seguramente su anterior víctima, al igual que yo, viviremos con miedo a salir solas u obligadas a estar acompañadas de por vida”.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon