Juan Grabois llegó a Lago Escondido para denunciar un ”estado paralelo” en la estancia de Joe Lewis

El dirigente social viajó a Río Negro junto a otros integrantes de organizaciones sociales. Desde inmediaciones a la estancia del magnate británico sostuvo que su protesta es pacífica e implica un acto de “reafirmación de la soberanía nacional.”

martes, 27 de diciembre de 2022 - 7:54

Luego del escándalo por la visita de jueces y empresarios a la estancia de Joe Lewis en Lago Escondido, y a un mes de la tradicional marcha multisectorial, el dirigente social Juan Grabois, del Frente Patria Grande, inició una travesía en la región para llegar al espejo de agua bajo la consigna “Las Malvinas son argentinas, Lago Escondido también”. De la acción participaron otros dirigentes sociales, el diputado nacional Federico Fagioli, abogados e integrantes de organizaciones sociales.

Esta mañana Grabois comunicó a través de sus redes sociales que estaban intentando “llegar al Lago Escondido, patrimonio de todas y todos los argentinos pero sólo accesible para algunos privilegiados: los jerarcas del poder judicial, las fuerzas de seguridad, los medios hegemónicos y los políticos serviles al poder real”. Dos horas después posteó una foto desde la costa del lago con la frase” Ya izamos la bandera en territorio nacional ¡Recuperemos lo nuestro!”.

Leer más: “Grabois se cruzó con pasajeros en Ezeiza: hubo abucheos, discusiones y gritos”

Según el anuncio, la medida tenía por objetivo “lograr el camino público tal cual exige el fallo del Superior Tribunal de Justicia y peticionar al Estado Nacional que impulse una acción de lesividad por la compra ilegal del año 1996 para recuperar esta porción de territorio nacional. También, tan de moda que están las auditorías hoy en día: que se auditen todas las ventas a multinacionales y testaferros de magnates extranjeros en zonas de seguridad nacional”.

 

“El Lago Escondido hoy forma parte de un enclave colonial inglés asentado ilegalmente en zona de seguridad nacional. Hidden Lake, como le llaman el inglés y sus servidores, junto con el inmenso aeropuerto privado de Sierra Grande sobre la costa Atlántica y la Estancia “el Cóndor” sobre el Estrecho de Magallanes, ambos a escasos kilómetros de las Islas Malvinas, son un triángulo estratégico de ocupación británica en territorio argentino”, señaló.

Para el dirigente social, la situación del Lago Escondido es “una de las máximas expresiones de cómo funciona el poder real. El ‘Triángulo de Lewis’ se construyó con tierras malhabidas, violando las leyes de seguridad nacional, apelando a testaferros y documentos falsificados, cerrando los accesos públicos a la costa del Lago Escondido. A pesar de un fallo firme del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro que data del 2012 y confirma un fallo de 2002, ni el gobierno provincial ni el nacional ha habiltado un paso que permita al pueblo disfrutar de la maravilla natural que constituye el Lago Escondido. Son veinte años”.

Detrás de los muros de este rémora colonial se esconde un enorme proyecto inmobiliario para multimillonarios en el sector llamado “Pampa de Ludden”, al que los vecinos se han opuesto férreamente debido a su enorme impacto ambiental tanto sobre el pueblo como sobre el Área Natural Protegida Río Azul-Lago Escondido. El mega-country de Lewis es otro paraíso para ricos que es un infierno para la gente común y la naturaleza”, sostuvo.

“El verdadero secreto del Lago Escondido es su función como sede del Estado Paralelo que venimos denunciando”, consideró, “hemos visto como la estancia de Joe Lewis es la cueva donde se urden las conspiraciones en Argentina, se desafían las instituciones democráticas, se escriben los fallos o se planifica cómo incumplirlos; aquí, en territorio entregado al inglés, se reúne el estado mayor del modelo colonial”.

Grabois aclaró que no estaban violando ninguna ley sino que ejercían su derecho constitucional al libre acceso a la costa de los lagos: “son del pueblo argentino y nosotros somos argentinos que queremos liberar este pedacito de patria de la ocupación ilegal”.

Juan Grabois sobre Villa Mascardi

En el contexto de la protesta hizo referencia al conflicto por Villa Mascardi. “¿Dónde está el patriotismo cuando se crea un comando unificado para encarcelar a seis mujeres con sus hijos pero no vemos ningún comando unificado haciendo cumplir la sentencia contra el invasor inglés?”.

 

Atribuyó la situación a un “proceso de extranjerización de la tierra y los recursos naturales» que «se profundizó tras la anulación que Mauricio Macri realizó de la ley 26.737 de protección al dominio nacional sobre la propiedad, posesión o tenencia de las tierras rurales”, recordó.

Por último, consideró la protesta como un “acto de reafirmación de la soberanía nacional” para “pedirle a los gobernantes locales, provinciales y nacionales que se pongan la celeste y blanca para defender los derechos del pueblo y la patria. Si no, van a seguir poniéndole la alfombra roja a los representantes más serviles del poder real para que vuelvan a la Casa Rosada”.

Fuente: Rionegro.com.ar.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon