Juicio a Juan Darthés: Quejas por la “asimetría de poder” en las audiencias

El psiquiatra especializado en abuso sexual infantil Enrique Stola cuestionó que a Thelma Fardin se le haya negado la posibilidad de tener un “rol activo” en el juicio que se le sigue al actor Juan Darthés por haberla abusado a los 16 años, y sostuvo que ese hecho muestra la “asimetría de poder” entre el acusado y la víctima.

domingo, 30 de enero de 2022 - 7:36

El psiquiatra especializado en abuso sexual infantil Enrique Stola cuestionó que a Thelma Fardin se le haya negado la posibilidad de tener un “rol activo” en el juicio que se le sigue al actor Juan Darthés por haberla abusado a los 16 años, y sostuvo que ese hecho muestra la “asimetría de poder” entre el acusado y la víctima.

El pasado jueves, Stola –quien fue perito en el caso Grassi- declaró vía remota como testigo en la última jornada del juicio antes del receso estival.

“La pantalla estaba dividida en cuatro partes: en una veía al juez Ali Mazloum, en la otra a funcionarias/os o al intérprete, en la tercera al fiscal y en la cuarta a Juan Darthés y sus tres abogades (2 varones y una mujer)”, relató Stola en su cuenta de Facebook.

En la sala de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) desde donde se trasmitió su declaración testimonial, “había funcionariado local y en un momento reconocí al abogado Fernando Burlando” pero, en cambio, del equipo de Thelma Fardin “no había, ni en Brasil ni en la sala”.

“Luego supe que no los tenía, que no era querellante, que no se le había permitido por algún tecnicismo estar en la sala allí en Brasil o en la UFEM de Buenos Aires. Que tampoco podía decir nada sobre el juicio ni saber lo que está sucediendo en él”, dijo.

“Si esto no es asimetría de poder no sé qué otro nombre tiene. Espero que el señor juez tenga la intención de nivelar esa desigualdad de poder”, agregó.

Stola recordó que “el acusado es un hombre mayor con fuertes recursos económicos” que le permite tener “una costosa defensa allí en Brasil y otra, también costosa, aquí en Buenos Aires con Fernando Burlando, personaje mimado del establishment machista y farandulero”.

En cambio, “con semi-plena prueba” de que el actor cometió los delitos por los que se lo juzga, “la víctima está obligada a una actitud pasiva, por no tener poder ni dinero, por no tener ninguna protección”, agregó.

“Burlando puede estar, ella no. ¿Cómo no estuvo garantizada la presencia de la víctima en el juicio? Mucho hemos luchado porque puedan tener un rol activo en un juicio. Si todo lo anterior no es asimetría de poder, no sé qué otra cosa puede ser”, concluyó.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon