Licencias gremiales en discusión: “Quieren terminar poniendo a la gente contra los gremios”

Lo dijo el secretario general de ATE, Guillermo Quiroga en diálogo con Nos Sobran Los Motivos en LaCienPuntoUno. “Discutamos todo. Las licencias pero también las adscripciones políticas. Lo están planteando ahora, y de forma extorsiva. Es una estupidez. Queremos discutir todo, regularlo”, dijo.

martes, 8 de febrero de 2022 - 9:56

En la paritaria con los gremios docentes no solo se planteó la cuestión salarial; están en discusión las licencias gremiales pagas. Para los gremios son “derechos adquiridos” y aseguran que si la intención es reordenar el Estado, piden objetar la discrecionalidad que envuelve a las adscripciones. Es así que las licencias gremiales funcionaron como disparador para otras cuestiones relacionadas como el aumento de empleados públicos.

Al respecto, Guillermo Quiroga, secretario general de ATE, en diálogo con Nos Sobran Los Motivos en LaCienPuntoUno explicó: “El planteo del Gobierno parece más una extorsión que otra cosa. Una licencia gremial es un derecho, y luego quien las paga depende de lo que digan los acuerdos de cada sector. En el Convenio Colectivo de auxiliares de la educación por ejemplo, está aclarado que las licencias gremiales son pagas. Una estructura sindical está compuesta por 15 o 20 personas dependiendo del sector”.

“Lo que pagan los empleados estatales al sindicato, no alcanza para cubrir estos salarios. Respecto a las adscripciones no hay leyes ni acuerdos. Nada escrito. Son acuerdos políticos que no están regulados. No hay control”, comparó.

“Hay muchos que trabajan y muchos que no trabajan. Son acuerdos políticos. Incluso hay convenios con los municipios para sostener sueldos de distintos funcionarios. Hay forma de saber cuántas son las adscripciones políticas. Los diputados deberían hacer un pedido de informes para saber cuántos son, y a qué sector pertenecen”, reclamó.

En tanto disparó que “hay muchos punteros políticos, de la oposición incluso también, que pasan a un municipio supuestamente a  trabajar. Son acuerdos políticos, porque alguien cede gente pero a cambio de otra cosa. Generalmente son administrativos”.

En este sentido indicó que discutir el funcionamiento de las licencias gremiales en medio de una negociación paritaria ” es una especie de extorsión, que encima la hacen pública. Quieren terminar poniendo a la gente contra los gremios”.

“Por eso digo que discutamos todo. Las licencias pero también las adscripciones políticas. Lo están planteando ahora, y de forma extorsiva. Es una estupidez. Queremos discutir todo, regularlo”, dijo y agregó que “el Gobierno no tiene una política respecto al personal. En los 90′ había 20mil empleados públicos y hoy somos casi 50mil. Pero también se abrió la gama de ministerios y sectores que antes no estaban”.

“Lo primero que le vamos a plantear al Gobierno, una pauta salarial que al menos asegure que este año no vamos a perder contra la inflación. Y sino, una pauta que llegue a mitad de año y sentarnos otra vez en agosto”, puntualizó.