El intendente gestionó en el ENOHSA fondos para las obras de las plantas de tratamiento

El intendente se reunió con el subadministrador de ENOHSA, Néstor Álvarez, para avanzar en el proyecto que busca implementar un sistema integrado de tratamiento de las aguas residuales y el posterior reuso para riego forestal en Comodoro Rivadavia. “Estamos cumpliendo con los comodorenses para tener la ciudad que nos merecemos”, subrayó el jefe comunal.

sábado, 12 de febrero de 2022 - 6:04

En el marco de su agenda en Buenos Aires, el intendente Juan Pablo Luque se reunió con el subadministrador de ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento), Néstor Álvarez; y el gerente general de Abordaje Territorial, Oscar Bitz, además del secretario General del Municipio, Ezequiel Turienzo. El objetivo fue avanzar en varios proyectos de su área, entre ellos conseguir los fondos para las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) Los Morros y Laprida-Sarmiento y su posterior reuso para riego forestal.

El proyecto tiene un presupuesto aproximado 250 millones de pesos y contempla la adecuación de PTAR Laprida – Sarmiento para atender la demanda futura de unos 20 mil habitantes de los barrios Laprida, Manantial Rosales, Sarmiento (Valle C), Güemes y Bella Vista Norte. Mientras que el presupuesto para la PTAR Los Morros está estimado en 950 millones de pesos.

“Es una obra que marcará un antes y un después, porque permitirá darle una mejor calidad de vida a nuestros vecinos y lograr una ciudad más saneada, con un sistema cloacal acorde y costas limpias. Es y será nuestro compromiso seguir trabajando para conseguir este tipo de obras”, aseguró el intendente.

En la propuesta más amplia que elevó el Municipio al ENOHSA se contempla la construcción de una cámara de derivación en Lisandro de la Torre y Congreso; la repotenciación de la sala de bombeo N° 1; la construcción de las estaciones de bombeo N° 2 y N° 3; el tendido de cañería de impulsión hasta planta de tratamiento; la construcción de una nueva Planta de tratamiento de aguas residuales con una capacidad total del sistema para 36 mil habitantes; la reserva de almacenamiento de agua tratada para el posterior reuso para riego forestal, que tendrá una capacidad de 2.500 metros cúbicos; tendido de cañerías de vinculación con el sistema de agua para riego; y la ejecución de by pass de red existente para riego a desagüe pluvial de la avenida Chile.

Además, se prevé la construcción de un pequeño laboratorio con el instrumental mínimo necesario para la operación de la PTAR: control de pH, oxígeno disuelto, sólidos en suspensión, temperatura, entre otros. También se avanzará en el tendido de una cañería de impulsión desde la PTAR Laprida – Sarmiento hasta el barrio Bella Vista Norte de manera de reusar el agua tratada para riego forestal.

En cuanto a la seguridad del predio se construirá un cerco perimetral y restituirá la sala de guardia y acceso.

“Para conseguir este tipo de proyectos es muy importante contar con el acompañamiento de un Gobierno nacional y el presidente Alberto Fernández tiene la decisión política de acompañar estas acciones de saneamiento en distintos lugares del país”, ponderó.

Adecuarse al crecimiento

Las obras que gestiona el intendente responden al crecimiento de habitantes que ha tenido la ciudad en los últimos años. Es por eso que también se avanzó con la obra de la red de agua para Kilómetro 12, que permitirá seguir potenciando el desarrollo de una zona productiva de Comodoro.

En este sentido, el intendente explicó a las autoridades de ENOHSA lo importante de contar con los fondos para encarar los proyectos de PTAR Laprida – Sarmiento y Los Morros. Es que la red de recolección de aguas residuales domiciliarias (efluentes cloacales) de la ciudad de Comodoro Rivadavia, se desarrolla mayoritariamente por gravedad. En términos generales, el escurrimiento se desarrolla desde las zonas de cota topográfica alta desembocando en la zona costera sin tratamiento o adecuación previa.

En la zona sur, gran parte de los desagües se dirigen hacia la estación de bombeo de Stella Maris, la cual actualmente se encuentra fuera de servicio, volcando sus efluentes sin tratar en la costa lo que significa un riesgo sanitario. Una parte del caudal es desviado en la estación de bombeo Nº1 que se encuentra en Lisandro de la Torre y Av. Congreso, hacia la planta de lagunas existente que alimenta con sus efluentes la zona del Cordón Forestal Sur. En la actualidad, dicho sistema de tratamiento no opera adecuadamente y el terreno donde se localizan y los circundantes se encuentran afectados por un proceso de salinización.

Asimismo, los conductos y canales pluviales se han convertido en algunas zonas en conductos pluvio-cloacales volcando directamente sobre la costa y generando nuevos puntos de riesgo sanitarios.

En lo que refiere a la zona norte, las redes existentes son más dispersas entre sí, generando sistemas aislados según el grupo de barrios. A esta situación hay que sumarle que solo dos plantas se encuentran en operación: la Planta Compacta de Astra y la de Kilómetro 11, esta última aún no se encuentra habilitada. Ambas son de pequeño caudal volcando sus efluentes en arroyos cercanos.

Estos argumentos fueron presentados por el Municipio para avanzar con una obra que permitirá darle una mejor calidad de vida a todos sus habitantes ya que se avanzará en un esquema integrado de gestión del saneamiento hídrico, eliminando todos los efluentes que actualmente son derramados a la orilla del mar y otros cauces, derivándolos mediante conducciones adecuadas a estaciones de bombeo y de allí a plantas de tratamiento.

“Estamos convencidos que Comodoro tendrá un entorno más bello y limpio, para que nuestras familias puedan disfrutar día a día, sentirse orgullosos del sitio que habitan y se motiven a ayudarnos a cuidar el medio ambiente. Trabajamos todos los días para conseguirlo y no descansaremos hasta que sea una realidad”, afirmó el intendente.