Pablo Alabarces: ”Nunca un equipo victorioso dejó de ser convocado y recibido en el centro del poder político”

El sociólogo argentino analizó la decisión del plantel campeón del mundo de no ir a la Casa Rosada a festejar el título. ”Es algo distinto, que puede postularse como una autonomía del fútbol de los relatos patrióticos”, dijo en LaCienPuntoUno.

miércoles, 21 de diciembre de 2022 - 6:07

Pablo Alabarces, escritor, sociólogo argentino y licenciado en Letras por la Universidad de Buenos Aires, habló en Tarde Para Miles por LaCienPuntoUno sobre el vínculo entre el fútbol y la política luego de la celebración del pueblo argentino por la consagración de la Copa del Mundo de la FIFA Qatar 2022.

En primer lugar, contó desde su experiencia el por qué el plantel de la Selección no terminó en el centro del poder del Estado: “Lo de ayer no ocurrió nunca, más de cinco millones en la calle. Nunca un equipo victorioso dejó de ser convocado y recibido en el centro del poder político, tampoco ocurrió que un equipo deportivo la haya rechazado. Todo equipo aceptó ir, incluido el plantel de 1966 eliminado por Inglaterra“, dijo Alabarces.

Leer más: “Los festejos en la caravana de la Selección Argentina campeona del mundo: desde adentro”

Y agregó: “Los antecedentes más cercanos son el equipo de 1986 cuando Maradona sale al balcón con la copa en la mano, sin Alfonsín que se quedó adentro. El de 1990 acompañado por Menem y el del 2014 donde Cristina Kirchner fue a Ezeiza aceptado por Grondona, aliados en Fútbol Para Todos. La AFA siempre estuvo en una relación sólida con el poder político”.

“Aparece una figura muy peculiar que es la de Claudio Tapia, que se sabe que Alberto Fernández quiso descabezarlo en los primeros meses de gobierno y eso dejó una relación tirante. Tapia es quien desplazó a Marcelo Tinelli. A pesar de todo Tapia no decide del todo, los que decidieron fueron los jugadores, es mi hipótesis no un dato“, continuó el sociólogo.

 

No vamos a tener la palabra de los jugadores, no sabemos lo que han dicho. Hubo indicaciones genéricas políticamente correctas donde se manifestaron de la alegría para el pueblo que está sufriendo, como lo hizo Tagliafico. El deseo de los jugadores es no quedar pegado con nadie“, amplió.

Consultado sobre si es importante que el plantel argentino no haya ido a la Casa Rosada, comentó: “Esto es un cambio. Yo estudio la relación entre el Fútbol, Nación y Estado durante un siglo y me encuentro una cosa y de golpe pasa otra cosa. Es algo distinto, que puede postularse como una autonomía del fútbol de los relatos patrióticos. Messi es el primer héroe que no es nacional, popular ni plebeyo, es un cambio que no se si es bueno o malo“.

Leer más: “Hubo unos 30 heridos durante los festejos de la Selección”

De esta relación entre fútbol, Estado y política me resulta positivo es que la multitud más excepcional que se haya dado en la Argentina se las arregló sola, se cuidó a sí misma, el Estado la abandonó y no la cuidó. No había puestos de nada, no había baños químicos, les dieron malas indicaciones. Si el saldo de eso son 18 o 40 heridos menores demuestra que la multitud se cuidó a sí misma”, indicó.

Por último, se refirió al sector que rechazó el Feriado Nacional del martes para que se puedan realizar los festejos: “Era un fenómeno porteño, pero me preguntaba si en el resto del país volvió a aparecer el festejo del domingo. Fueron manifestaciones populares en menos de 48 horas que llaman la atención”.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon