SENASA desestimó las denuncias del secretario de Pesca Aguilar a Carminatti

“Intentaron usar el poder de los medios para desprestigiarnos, no solamente se hizo un despliegue mediático, se cortó el suministro de materia prima a la planta buscando fundirme y no contentos con esto llegaron a intentar que el organismo nacional pertinente cerrara directamente la planta. Una vez más la verdad triunfa”, sentenció Carminatti.

martes, 15 de marzo de 2022 - 5:24

Luego de que el secretario de Pesca provincial, Gabriel Aguilar, acusará a Ricardo Carminatti de trasladar de forma ilegal 13 toneladas de langostino, Senasa realizó los estudios pertinentes y determinó que la empresa Puerto Rawson Patagonia S.A, propiedad del esposo de la diputada Rossana Artero, no realizó infracciones y que el caso “no ha merecido una apertura de expediente, por no encontrar elementos” que sirvan para iniciar una investigación.

“Durante todo este tiempo hemos sufrido una campaña mediática muy fuerte en nuestra contra, incluso utilizaron algunos medios que son financiados por un grupo económico que maneja la pesca en la provincia para que se ensañaran contra mi esposa, mi empresa y conmigo. Nos acusaron de todo, intentaron extorsionarnos, ensuciarnos y desprestigiarnos, pero nosotros nos mantuvimos serenos y aguardando que la autoridad competente, que en este caso es el SENASA, resolviera esta situación y hoy determinó que no tuvimos nada que ver”, afirmó Carminatti.

El 1 de febrero pasado, la Secretaría de Pesca del Chubut secuestró en la Ruta 25 más de 13.000 kilos de langostinos que eran trasladados “sin la documentación la documentación pertinente”, según denunció en su momento Aguilar, quien además apuntó a Carminatti como el responsable de trasladar pescado de forma ilegal y acusó al matrimonio Artero-Carminatti de tener una “doble moral”.

“Todo el material está secuestrado, vamos a iniciar los sumarios para determinar qué responsabilidades tiene cada uno. Senasa es quien habilita las plantas y puede quitarte la habilitación si moves mercadería sin documentación”, anunció Aguilar ante los medios de comunicación de toda la provincia.

Luego de los estudios pertinentes, Senasa desestimó las falsas acusaciones de Aguilar y determinó el viernes pasado que el caso “no ha merecido la apertura de expediente” por no haber pruebas que acrediten las supuestas infracciones.

“Intentaron usar el poder de los medios para desprestigiarnos, no solamente se hizo un despliegue mediático, se cortó el suministro de materia prima a la planta buscando fundirme y no contentos con esto llegaron a intentar que el organismo nacional pertinente cerrara directamente la planta. Una vez más la verdad triunfa”, sentenció Carminatti.