Un gigantesco acuario en el centro de un hotel de Berlín estalló en mil pedazos

Ubicado en el interior del lujoso hotel DomAquarée de Radisson Blu, el acuario estalló y provocó un torrente de agua que se llevó por delante a personal, clientes y mobiliario.

viernes, 16 de diciembre de 2022 - 10:48

El acuario AquaDom de Berlín, capital de Alemania, uno de los más grandes del mundo: 25 metros de altura, 12 de diámetro, más de 1500 peces de 97 especies, alrededor de un millón de litros de agua.   Esta madrugada por causas que aún se investigan, estalló  y provocó caos en la zona: oleadas de agua, peces muertos sobre el piso, destrozos por todos lados y al menos dos personas heridas.

También inundó la calle de Karl-Liebknecht, una de las más transitadas del centro de la capital alemana, cerrada durante horas al paso de los vehículos.

Los dos heridos fueron hospitalizados con pronóstico reservado, según los servicios de Emergencia. Más de un centenar de bomberos trabaja en las tareas de desescombro.

El accidente expulsó a la calle a los 1500 peces que contenía el acuario, algunos de los cuales fueron arrastrados por el torrente de agua a las alcantarillas de Berlín.

En su página web, desde la empresa que maneja el hotel confirmaron el accidente, dijeron que el lugar se encontraba cerrado y que todos los huéspedes habían sido relocalizados.

De acuerdo con lo publicado por el diario ABC, la gestión biológica del AquaDom estaba a cargo de la Sociedad de Berlín para grandes acuarios, que tenía por objetivo transformar este atractivo en “un arrecife de coral artificial para crear un hábitat común en el acuario cilíndrico para peces y corales”.

Según fuentes del diario alemán Bild, la explosión fue causada por el desgaste del equipo. Sin embargo, el AquaDom había reabierto el verano pasado después de una larga y costosa renovación estimada en 2,5 millones de euros.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon