Una patota ligada al magnate Joe Lewis impidió el ingreso al Lago Escondido

“Se trata de cincuenta individuos que rodean y hostigan a las y los compañeros que van por la columna de montaña presionando para que regresen. Ahora se está presentando un habeas corpus para resguardo de su seguridad”, agregaron desde FIPCA.

lunes, 7 de febrero de 2022 - 5:20

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación denunció agresiones y amenazas a un grupo de manifestantes que se movilizaban en reclamo de la soberanía del Lago Escondido.

“Hace instantes nos ingresaron denuncias de personas que se encuentran en este momento en el camino de montaña rumbo al Lago Escondido, en tierras de Joe Lewis. Más de 40 personas de civil llegaron al lugar con armas de fuego para amenazar y que no continúen la travesía”, expresaron vía Twitter desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

“Cabe destacar que ese es un camino autorizado por la Justicia para poder acceder al lago. Ya solicitamos a las autoridades de la provincia de Río Negro que garanticen la seguridad y libre circulación de todos ellos”, agregaron.

Aparentemente habría 21 personas retenidas por un grupo de 50 guardias que responden al magnate Joe Lewis, quien es dueño de parte del territorio.

“El abogado de FIPCA, Sergio Cuestas, que integra la marcha para acceder al Lago Escondido por el camino de montaña, informó que fueron interceptados hoy por la guardia del magnate británico y les impidieron continuar hasta la costa del lago público ubicado a 40 km de El Bolsón“, comunicaron desde la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua.

“Se trata de cincuenta individuos que rodean y hostigan a las y los compañeros que van por la columna de montaña presionando para que regresen. Ahora se está presentando un habeas corpus para resguardo de su seguridad“, agregaron desde FIPCA.

“El abogado integrante de la marcha, Sergio Cuestas, nos informó que al llegar al Lago Soberanía, unos kilómetros antes de Lago Escondido, 22 compañeras y compañeros -entre ellxs, el médico Jorge Rachid- fueron interceptados por la guardia de Joe Lewis, dirigidos por el representante del magnate inglés, Nicolás Van Ditman. Eran 50 personas armadas a caballo y a pie que no les permitieron seguir avanzando y con todo tipo de amenazas los intimaron a que regresen. “, contó el presidente de FIPCA, Julio Urien.

“Los compañeros se tuvieron que retirar, dirigiéndose hacia Cabecera Sur, al sur de Lago Escondido -cerca de la frontera con Chile-, donde permanecerán acampando a la espera de que se resuelva esta situación. Cabe resaltar que dos agentes que los escoltaron en ese trayecto, recibieron órdenes de abandonar el lugar, dejándolos solos sin ningún tipo de protección”, agregó Urien.

“Con el abogado Maximiliano Geido, hemos presentado un Habeas Corpus ante la Justicia rionegrina para garantizar la integridad física de las y los marchantes que se encuentran allí y para que se les permita acceder a Lago Escondido, tal como lo establece la legislación provincial y la Constitución Nacional”, sentenció el presidente de FIPCA.