Crimen de Fernando Báez Sosa: “Me lo voy a llevar de trofeo”, la frase de un rugbier que escuchó una testigo

Tatiana Caro se encontraba en un bar junto al boliche ”Le Brique” y vio todo lo que sucedió en la madrugada del 18 de enero de 2020. ”Le estaban pegando como a una bolsa de papas. A los amigos (de Fernando) les decían que no se metan, que la bronca era con él, con Fernando, por eso también le pegaban a los amigos”.

jueves, 5 de enero de 2023 - 7:26

Una testigo declaró este jueves haber escuchado cuando uno de los rugbiers que atacó a Fernando Báez Sosa en la puerta del boliche “Le Brique” de Villa Gesell decirle a otro “quedate tranquilo que me lo voy a llevar de trofeo”.

Al declarar en la cuarta audiencia del juicio que se le sigue a ocho rugbiers por el crimen de estudiante de abogacía, Tatiana Caro recordó que ese 18 de enero de 2020 se encontraba en el bar “Beerland”, ubicado junto a “Le Brique”, y vio que Fernando “estaba parado y le pegaron de atrás”.

La testigo relató que tras recibir “un golpe en la cabeza” Fernando “cae al piso” y cuando intentó levantarse no pudo hacerlo porque “nunca pararon de pegarle”.

Leer más: “Los familiares de los rugbiers fueron insultados”

Sobre los agresores, puntualizó que un “chico rubio” que vestía “camisa oscura” siguió “pegándole patadas en el cuerpo”. “Le estaban pegando como a una bolsa de papas”, dijo Caro, quien identificó como uno de los agresores a uno de los Pertossi, sin preciar el nombre.

La joven declaró visiblemente afectada al recordar el hecho y su testimonio conmovió a los padres de la víctima presentes en la sala. Al retirarse de los tribunales de Dolores, la testigo dijo a la prensa que le quedó “una marca muy grande” y pidió “disculpas” porque el escenario del crimen, Villa Gesell, es la ciudad donde ella vive.

Sobre el ataque, la testigo contó a los periodistas que los agresores “se fueron, regresaron, se tenían que sacar las ganas”.

“A los amigos (de Fernando) les decían que no se metan, que la bronca era con él, con Fernando, por eso también le pegaban a los amigos”.

La joven recordó que, tras el crimen, habló en la plaza de Villa Gesell durante una manifestación con velas que se realizó y que cuando los investigadores la contactaron ella habló con su familia -entonces era menor de edad- y le dijo que quería ayudar.

“Le dije ‘Ma’, este recuerdo lo voy a llevar, pero si hoy en día puedo hacer algo más que ayude lo voy a hacer”, recordó que le dijo a su madre.

Fuente: Télam.

Musters Vinoteca
Banco Chubut
Orizon